¿Dudas? Llámanos al 82.44.53.21 | Lu-Vi de 8:00 am - 7:00 pm | Sá 9:00 am - 2:00 pm

Termina tu relación de amor/odio con la comida

Publicado por Mely Cantú en 24-01-2015

La comida es combustible para tu cuerpo y debe de hacerte sentir mejor, no peor. Si tus pensamientos hacia la comida son negativos o sientes que hay muchas reglas, cambiar tu mentalidad te va a ayudar a tener una buena relación con la comida, disfrutar lo que consumes y mantenerte saludable.

Nuestra mentalidad, pensamientos y conocimiento de la comida tienen un impacto en todas las decisiones que tomamos al escoger diferentes platillos o alimentos. Estar conscientes de nuestra forma de pensar nos ayuda a tener una mejor relación con la comida y a darnos cuenta de porqué escogemos lo que escogemos cuando vamos a comer.

Si tu forma de pensar hacia la comida fuera una persona con voz, ¿Qué te estaría diciendo todo el tiempo?

Una mentalidad dañina y poco saludable podría decir:

  • La comida es mi enemigo
  • La comida es el placer más grande que puedo tener
  • No puedo comer "x" alimentos
  • Puedo eliminar mi estrés con la comida
  • Comer saludable es aburrido y no me llena
  • La comida rica engorda
  • La comida es mi premio
  • No puedo comer lo que me gusta
  • La comida me controla
  • Trato de comer saludable pero no puedo
  • Tengo que vivir con restricciones

Cualquiera de estas frases u otras que se te hayan venido a la mente pueden cambiarse y ayudarte a que tomes mejores decisiones. Cambia las frases negativas por estas que te compartimos abajo o alguna otra que te ayude a ver la comida de una forma positiva.

Una mentalidad saludable piensa en que:

  • Comer saludable es mi estilo de vida
  • La comida saludable me da energía constante y es combustible para mi cuerpo
  • Ningún sabor o alimento es mejor que sentirme bien
  • Mis buenas elecciones al comer cuidan mi cuerpo
  • Lo saludable sabe muy bien
  • La comida es medicina
  • Cuando como bien me siento bien y me veo bien
  • Comer alimentos naturales le da lo necesario a mi cuerpo para mantenerse sano
  • Comer bien se refleja en mi estado de ánimo y en mi piel

Escoge algunas de estos pensamientos y practica diario en cambiar tu mentalidad.

  1. Si una forma de pensar no te está ayudando, escríbela y piensa porqué quieres cambiarla
  2. Toma la decisión de cambiar ese pensamiento y sustitúyelo por otro saludable que vaya de la mano con el porqué quieres hacerlo y cómo te va a ayudar.

    Los porqués pueden ser:

    • ¿Porqué quiero vivir saludable?
    • ¿Si tuviera energía constante qué podría hacer diferente?
    • ¿Cómo quiero sentirme cuando como?
  3. Escribe los pensamiento que escojas en post-its y pégalos en el refri o algún lugar visible para que te mantengas motivado/a, para que practiques constantemente y detengas cualquier pensamiento negativo antes de comer.